Costes de ser propietario de una vivienda en España | parte 1: “la compra”

Ser propietario de una casa en España, obviamente, significa gastar dinero en su casa. En primer lugar cuando compras la vivienda, aparte del `precio de la casa tienes que pagar los gastos de notaría, los impuestos de transmisiones patrimoniales (10% del valor declarado en este momento en la “Comunidad Valenciana” y el registro de la propiedad.

Aparte de eso puedes optar por obtener ayuda profesional, un abogado que te ayude con la parte legal de la compra, un arquitecto que revise la propiedad, un agente inmobiliario que te ayude a encontrar la propiedad…

Es posible que quieras comprar con una hipoteca, y aunque no sea así el banco te cobrará una comisión por emitir un cheque bancario….

Aquí sólo comentaré la parte financiera de la compra:

¡¡¡¡¡Digamos que usted quiere comprar un bonito ático en primera línea de playa en Jávea, la casa de sus sueños… esta propiedad viene con una etiqueta de precio, 300.000 €!!!!! WOW

Has ahorrado algo de dinero, después de todo has estado trabajando durante 40 años y poco a poco has podido reunir la cantidad de 100.000 euros. Esto significa que tienes que conseguir otros 200.000 euros del banco, ¿no?

ERROR

Sí, la casa cuesta 300.000 euros, tú tienes 100.000 euros, la diferencia es de 200.000 euros. Pero no has contado con los costes adicionales. Empecemos:

el precio de la vivienda 300.000 euros
Gastos de notaría y registro, contemos con un 1% para estar seguros: 3.000 euros
Impuesto de transmisiones patrimoniales: 10% de 300.000 euros = 30.000 euros
peritaje jurídico / abogado: entre el 0,5% y el 1% (digamos 2.000 euros)
peritaje de arquitectos: podría ser cualquier cosa entre 500 euros y 1.000 euros (digamos 500 euros)
valoración del banco: podría ser cualquier cosa entre 300 y 500 euros (digamos 300 euros)
gastos de hipoteca: podría ser de unos 7.500 euros (si se consigue una hipoteca, bastante difícil hoy en día, pero esa es otra historia)
cheque bancario, podría ser de unos 300 euros
comisión del agente inmobiliario, normalmente la pagará el vendedor
Así que más de 40.000 euros además de los 300.000 euros que has contado.

Continúa en la segunda parte

Deja un comentario