Costes de ser propietario de una vivienda en España | parte 2: “impuestos”

También una vez que eres un feliz propietario de una casa en España empiezas a pagar impuestos. La cantidad que tienes que pagar depende de si eres o no residente y de si tienes o no ingresos por tu casa, alquilándola.

Siendo residente normalmente no pagarás impuestos por tu vivienda principal, a no ser que la alquiles también, en ese caso los ingresos por alquiler se sumarán a tus ingresos normales, puedes deducir los gastos que hayas realizado y los costes (por ejemplo consumo de luz y agua) que hayas pagado por el periodo que la casa estuvo alquilada.

Como no residente tiene que pagar por el forfait de alquiler de la vivienda, y/o por la renta real de alquiler. El impuesto sobre el forfait de alquiler se basa en el valor catastral, que debe multiplicarse por el 1,1% o el 2% (dependiendo de cuándo se haya establecido el valor catastral), y usted paga (por el último año) el 24% sobre esta cantidad. Si ha tenido ingresos por alquiler, este mismo porcentaje se aplicará sobre su prestación. Para este impuesto no recibirás ninguna notificación, tienes que presentarlo tú mismo (o pedir a otra persona que lo haga por ti).

Aparte de esto tienes que contar con un par de impuestos más, el impuesto IBI, o “Impuestos Bienes Inmuebles”, también basado en el valor del kadaster, y pagado normalmente en agosto/septiembre. Este recibo será enviado a tu casa, y la forma más fácil de tramitarlo es pedir al banco que lo tramite automáticamente. Lo mismo para el impuesto de la “basura”, un impuesto municipal, también emitido (al menos en la Comunidad Valenciana) por SUMA, y también para éste la forma más fácil es domiciliarlo.

Continua en la 3a. parte

Deja un comentario