Sobre Dénia, la puerta de la Costa Blanca

Dénia, capital de la Marina Alta, es una ciudad moderna y cosmopolita que ofrece a los visitantes y a los residentes una serie de servicios. Debe su importancia actual a ser la ciudad histórica de la comarca por excelencia, una ciudad que fue conocida en la época medieval como el Marquesado de Dénia. Su nombre deriva del nombre latino Dianium que es el origen del nombre dado a sus habitantes, los “dianenses”; Daniya era su nombre islámico.

La ciudad vivió su periodo de esplendor urbanístico y cultural cuando se convirtió en una taifa independiente tras la división del califato de Córdoba durante el siglo XI. El centro histórico de Denia contiene el símbolo de la ciudad, su castillo. El centro comercial se encuentra en la calle Marqués de Campos y las calles adyacentes.

Dénia es una ciudad costera situada al norte de la provincia de Alicante y cuenta con un litoral de 20 kilómetros, formado por pequeñas y hermosas calas. Al norte se encuentran las playas de arena fina de Les Marines y Les Bovetes y las playas de guijarros de Les Deveses y L’ Almadrava, escarpadas y rocosas; al sur está la playa de Les Rotes. Aunque las playas son largas, no son enormes y, en general, atraen al turismo de tipo familiar.

La temperatura suave, cuya media anual es de 18º C, hace que sea un lugar agradable para alojarse. En los años ochenta se erigió un monumento al clima.

Dénia está cerca del mar, aunque algunos de sus elementos más característicos, como el Mongó y el Parque Natural, están situados en el límite entre Dénia y Jávea. En los alrededores hay ermitas góticas de la época de la Conquista y cuevas donde se practica la espeleología.

Además, Denia cuenta con unas espectaculares fiestas, especialmente las Fallas el 19 de marzo y los Moros y Cristianos en agosto.

Deja un comentario