¿y qué pasa con las tasas?

“El secretario tenía ante sí un pergamino con un sello de cera roja pegado, el tipo de cosa que se cree que hace oficial un documento -o al menos caro y difícil de entender, lo que, de hecho, equivale a lo mismo-.”

Terry Pratchett

Normalmente, cuando la gente compra una casa, busca la mejor propiedad por el precio más barato. Se negocia, se hacen ofertas y se aceptan. Especialmente en las ventas privadas, ninguna casa se vende por el precio que se pide.

¿Pero qué pasa con la asistencia jurídica? Muchos agentes inmobiliarios le dirán que pueden encargarse de todo el procedimiento. Por supuesto que no voy a menospreciar la capacidad profesional de los agentes inmobiliarios, pero personalmente creo que hay que contratar a las personas adecuadas para trabajos profesionales específicos. Además, la mayoría de la gente no sabe que CUALQUIER persona puede abrir una oficina inmobiliaria en España. No se necesitan diplomas ni otros títulos.

El notario en España no tiene la misma función que en su país. En España el notario se limita a firmar y certificar firmas y documentos, pero tiene una responsabilidad muy limitada en cuanto al contenido de la escritura.

La compra de un inmueble es una decisión importante, pagas mucho dinero por la casa de tus sueños, hay mucha investigación legal de por medio, y no parece lógico que te gastes 300.000 euros en la compra de una propiedad pero para ahorrarte un par de miles de euros confíes en el agente inmobiliario para que se ocupe de la parte legal.

Tenga en cuenta que el agente inmobiliario es la parte interesada. Ellos quieren vender y saben que si la venta no se lleva a cabo usted puede ir a otro agente. Así que si hay algún problema legal importante, ¿puede confiar en que se lo digan? Aparte de esto, normalmente también representan al vendedor…

Justo el mes pasado asistí en la compra de una propiedad. Un bonito chalet en Denia, en una parcela de 800 m2. Precio total 325.000,- Todo el papeleo parecía estar en orden, pero cuando fui al ayuntamiento me dijeron que el ayuntamiento planeaba ensanchar la calle y hacer una rotonda. Teniendo en cuenta la forma de la parcela (larga y estrecha) y la situación del chalet esto significaba que se quitarían casi 250 m2 de la parcela y la casa se situaría al borde de la misma. La inmobiliaria y el vendedor lo sabían pero decidieron no decírselo al comprador…

Ahora bien, ¿cuánto vale esta asistencia jurídica? Buscando por ahí probablemente encontrará “profesionales” dispuestos a asistirle por 500 – 750 euros por todo el procedimiento. La gente suele creer que es sólo cuestión de comprobar un par de documentos y poco más. Pero antes de tomar cualquier decisión debe ser consciente del trabajo, los conocimientos, el tiempo, la energía y la responsabilidad que implica.

Podría compararse con una visita al cardiólogo. Vas a la consulta médica porque no te sientes bien y te preocupa que algo vaya mal; te hará algunas preguntas, probablemente te hará algunas pruebas, aunque se tome su tiempo normalmente en 30 minutos está listo, te dice que estás bien y sales de su consulta sintiéndote muy bien. Pagas 300 euros y te vas. Nunca se te ocurriría cuestionar sus honorarios, al fin y al cabo es un profesional… Su trabajo también es invisible en el sentido de que te cobra lo que quiere sin darte nada a cambio… NO ES CIERTO, el cardiólogo te va a dar tranquilidad y sosiego, y eso vale mucho más que eso.

Además, el abogado es un profesional. Se necesita un mínimo de 5 años para convertirse en abogado, y después el abogado tiene que mantenerse al día ya que las leyes cambian todo el tiempo. Lo que para ti puede parecer sólo la comprobación de un par de documentos requiere mucha preparación, experiencia y conocimientos. Y además el abogado le dará tranquilidad y sosiego.

Nuestro trabajo comienza en el momento en que se acuerda un precio. En este momento se firma un documento de reserva y se paga una primera cantidad (normalmente entre el agente inmobiliario y el comprador). Por lo general, 3000 o 5000 euros. La casa se retira del mercado. Normalmente este es el momento en que la mayoría de los compradores empiezan a buscar un abogado que les ayude (a menos que confíen en su agente inmobiliario para hacerlo).

Es entonces cuando suele tener lugar una primera reunión entre el abogado y los compradores. El abogado explica todo el procedimiento y la forma exacta en que trabaja. Se asegurará de tener todos los documentos necesarios del comprador, copias de los pasaportes/NIE, información bancaria, datos de contacto y, en caso de necesitar una hipoteca, toda la información financiera.

A continuación, se pondrá en contacto con el agente. El agente debe darle toda la información necesaria, títulos de propiedad, prueba de pago de las tasas locales, facturas de electricidad y agua, certificado de habitabilidad, certificado de energía, toda la información necesaria de los vendedores y cualquier otra información que considere necesaria.

A continuación, iniciará la investigación legal, irá al ayuntamiento para comprobar la situación urbanística, al registro de la propiedad para comprobar si hay alguna deuda u otra carga legal sobre la propiedad, a la compañía de luz y agua para comprobar que todo está al día, y a la oficina de impuestos para ver si se han pagado los impuestos. También es muy importante averiguar si la descripción, tanto en el registro de la propiedad como en la oficina de impuestos, coincide con la realidad. Si no es así, el abogado se encargará de que el vendedor actualice la situación. Este trabajo no siempre es “visible” pero es extremadamente importante. Al fin y al cabo, si algo sale mal, se culpará al abogado…

Una vez hecho todo esto, el abogado aprobará la compra. Puedes seguir adelante. El contrato está hecho (por el abogado), y él tendrá en cuenta tus intereses. Se fija una fecha para la firma en la notaría y se establece la forma de pagos, así como todas las demás condiciones.

Se hacen todos los demás preparativos. Puede que tenga que solicitar su número de NIE, abrir una cuenta bancaria y, si es necesario, firmar un poder notarial para que el abogado pueda firmar la escritura en su nombre.

Se firma la escritura, se entregan las llaves y el abogado presentará en el plazo establecido el documento del impuesto de transmisiones patrimoniales y la escritura en el registro de la propiedad. También se encargará de los cambios de todos los servicios a nombre del nuevo propietario.

Como puede ver, hay mucho más trabajo que “comprobar un par de documentos”.



Deja un comentario